San Miguel de Tucumán, Argentina -  Sábado 19 de Enero de 2019

 

-

River tropezó en el Morumbí

Con dos goles de Calleri, San Pablo venció por 2 a 1 al Millonario y está primero en el grupo junto al equipo de Gallardo, que tiene mejor diferencia de gol. Los de Núñez postergaron su clasificación y definirán su pase a octavos ante Trujillanos. Iván Alonso marcó el descuento para la visita.


Por eso la victoria de San Pablo le abrió un interesante panorama a sus perspectivas de clasificación a los octavos de final, ya que no solamente lo emparejó a River en la cima del grupo con ocho unidades, sino que también superó a The Strongest, al que visitará en la última fecha en la altura de La Paz, por una unidad. Claro que para llegar al triunfo Bauza debió sacarse de encima su búsqueda del equilibrio y tuvo que arriesgar más en campo ajeno, dejando algunos surcos en el propio. Pero lo que podía suponer un riesgo en alguna contra no fue tal porque este River está muy lejos, tanto en su versión local como en la copera, de aquel que supo ganar esta Libertadores hace menos de un año, y no solamente por su anemia ofensiva, sino también por la defensiva. Con Gabriel Mercado forzado a jugar de central por la lesión de Emanuel Mammana y con Milton Casco marcando el lateral derecho, cada pelota que cayó en el área de River era una invitación al sufrimiento para Marcelo Barovero y compañía. Y por eso cuando promediaba el primer tiempo llegó la primera conclusión a esa teoría con un balón que aprovechó Calleri en medio del área riverplatense para fusilar a Barovero. No hacía pie River y sufría a repetición cuando su talón de Aquiles, el juego aéreo, transitaba por el cielo de su área con perspectivas de aumentar la diferencia. Este mismo panorama con que transitaron los últimos 20 minutos del primer tiempo se repitieron en el cuarto de hora inicial del segundo, hasta que nuevamente apareció Calleri en el mismo lugar que en el primer gol, entre el punto penal y la línea del área chica, pero esta vez no usó el pie sino la cabeza para, sin saltar siquiera, convertir su segundo tanto, el séptimo en esta Copa que lo tiene como goleador absoluto. Sin embargo tres minutos después del segundo gol de los paulistas recrudecieron los viejos antagonismos de aquellos superclásicos coperos del año pasado y tras un encontronazo con Andrés D’alessandro, el lateral Leonel Vangioni le aplicó un puñetazo en el rostro a Calleri y se fue expulsado. Con uno más San Pablo pudo aumentar y con un tanto más hubiese emparejado hasta en diferencia de goles a River, pero Joao Schmidt se hizo expulsar y diez contra diez River lo terminó metiendo contra el arco de Denis, reemplazante del mítico arquero Rogerio Ceni. Y cuando restaban cuatro minutos el ingresado delantero uruguayo Iván Alonso se hizo fuerte en su característico juego aéreo y de cabeza descontó, dejó a River a un tanto del empate y si esto se producía San Pablo tenía que ir a ganar a La Paz, pero ahora, como nada de eso ocurrió, con una paridad en Bolivia se instalará en los octavos de final, lo mismo que los Millonarios con los venezolanos. Fuente: Télam


COMENTARIOS

PUBLICIDAD




 

PUBLICIDAD




 


PROGRAMAS

AL TOQUE


ARCHIVO


NOTICIERO


LOCOS X LA MUSICA


 

     



 Videos Recomendados

 
 

SCRAP Deportes | Todos los derechos reservados
Teléfonos: (0381) 4635567 - 155676544
Director: Alberto Salvatierra
 

Diseño web: Alejandro Condori | Desarollo web: Darío Arede